lunes, 7 de octubre de 2013

Zayn Malik "Mi profesor de química" Parte 2, 2/2

El timbre de casa suena, y me sobresalto de golpe por el susto. Son las dos de la mañana. ¿Quien llama a las dos de la mañana?
Me pongo una camiseta que era de Zayn que me cubre hasta medio muslo, ya que duermo en ropa interior. Una mala o buena costumbre que tengo, según como lo veaís vosotras.
Quien quiera que es, sigue aporreando a la puerta, así que corro lo más rápido que puedo y la abro.
-¡¿Que?! - digo y cuando veo quien es se me desfigura la cara.
Es él.
Zayn.
- ¿Za-zayn? - pregunto confusa.
Ha cambiado mucho en estos meses. Se ve más hombre que antes, y se ha cortado el pelo. Se nota que ha estado yendo al gimasio.
- Ash.
Lo siguiente que noto son unos fuertes brazos abrazandome. En seguida respondo al abrazo y me aferro a él como si mi vida dependiera de ello. No hay ningún beso. No lo necesitamos para saber que nos queremos.
- Zayn, o díos mío te he echado tanto de menos - dice mientras lleno su camiseta de lágrimas.
- Cada día se me hacía insoportable. No veía el momento de volver - dice con sus ojos cristalizados.
- ¿Zayn? - oigo la voz de mi padre - ¿Que hace este aquí Clarie? - le grita a mi madre.
- ¡Este se llama Zayn y es mi hijo! ¡Asi que también es tuyo! - grita mi madre - Lo he llamado yo. También es mi hijo así que tengo el derecho a estar con él.
- ¿Quieres que conviva en el mismo techo que mi hija? ¿Tu quieres un nieto? - dice mi padre enfadado.
- ¡Papa basta! ¿Cuando te vas a dar cuenta de que lo quiero más que a nadie?
Las lágrimas botan por si solas de mis ojos y me derrumbo hasta caer al suelo. Noto la mano de Zayn poniéndose en mi hombro.
- Pap... Quiero decir, señor, le prometo que la cuidaré como nadie lo ha hecho nunca.
- Sois todos unos enfermos. ¿Como puedes permitir que tu hijo y tu hija salgan?
- Yo nunca he dicho que lo permitía - dice mi madre y lloro más fuerte - Pero Zayn es mi hijo, y lo quiero a mi lado.

La mañana siguiente amanezco con Zayn a mi lado. No penseis mal, no hicimos nada. Pero a media noche tuve unas pesadillas, y con mi padre no podía ir, con mi madre estaba un pelín enfadada, así que fuí con Zayn.
- Zayn, mi amor, despierta - le dije besándole.
- Me gustaría despertar cada día así. Contigo a mi lado - dice abriendo sus ojos.
- ¿Que vamos ha hacer? - digo incorporandome para mirarlo.
- Solo se que ahora quiero estar contigo. Para siempre Ash - me dice poniendo una mano en mi mejilla.
- No se porque papá se comporta así - digo llorando de nuevo - No somos hermanos, somos hermanastros. Y ya está.
- Entiende también, Ashley tu padre tiene una reputación que mantener, y piensa que compartimos madre así que una parte de familia si que tenemos.
- ¡¿Ahora estás de su parte?! - grito levantándome.
- Ash escucha. Encontraremos una solucion, ¿si?
La puerta suena y la voz de mi padre retumba por la habitación:
- ¿Zayn? ¿Zayn estás allí?
- Mierda - susurro.
- Si si señor. Ahora le abro.
Me caigo de la cama por los nervios e intento no soltar un grito de dolor cuando se me dobla el brazo.
- ¿Zayn?
- Ahora abro señor, me estoy poniendo la ropa.
Zayn se asegura de que estoy bien escondida y va hacía la puerta para abrir a mi padre, que entra lentamente hasta sentarse en la cama.
- ¿Quere algo en especial, señor?
- ¿Porque ahora me llamas de usted? - pregunta mi padre.
- Por todo lo que ha pasado.
- Zayn te dejaré algo muy claro. Quiero a mi hija más que nada en este mundo, y ya te digo yo que no quiero que seas su novia. ¿No lo ves? Eres un desastre. Solo la conducirías por el mal camino, y mi hija vale mucho más que eso. Así que te quiero lejos de ella, ¿me entiendes?
- Pero señor... - intenta replicar Zayn. Por ese momento ya estoy llorando en silencio.
- ¿Entiendes? - repite mi padre, más fuerte y con la voz más seria.
- Si señor - dice Zayn.
- Bien. Pues espero que no se te olvide.
Veo como los pies de mi padre se mueven hasta que llega a la puerta.
- Y Zayn - dice él llamando su atención - Dile a Ashley que salga de debajo de la cama. No soy estúpido.
Mi padre cierra la puerta, y yo salgo de mi "pequeño escondite". Miro a Zayn que tiene los ojos cristalizados.
- Ash, vete - pide él mirando hacía otro lado.
- Zayn no hagas caso a lo que ha dicho. Solo quiere hacerte daño - le digo hacercándome, pero él me evita.
- Ashley largo.
Por eso momento estoy segura que ya no puedo llorar más. Salgo de esa casa corriendo, hasta un paso de cebra. No miro por donde voy y la verdad, tampoco me importa.
- ¡Ashley cuidado! - grita la voz de mi hermanastro.
No me da tiempo ni de levantar la cabeza cuando siento algo fuerte golpearme y todo volverse negro.



- ¿Mamá? - pregunto cuando abro  los ojos.
- Oh Dios mío - dice ella - ¡Ashley!
- ¿Mamá que ha pasado? ¿Estoy muerta? - Lo sé, pregunta rara, pero me dolía todo en este momento.
- No cielo, no estas muerta. Estás en el hospital.
- ¿Que pasó? Solo recuerdo la voz de Zayn - digo tocándome la cabeza.
- Ash, Zayn está en urgencias. Lo están operando. Él... el te empujó para que el coche no te golpeara y chocó contra el coche - dice mi madre llorando.
- ¡¿Como?! - grito intentando levantarme - Mamá tengo qeu saber como esta.
- Ash ahora no te puedes mover, ¿lo entiendes? Tu hermano saldrá de esto no te preocupes. Él es fuerte.
Estuvimos esperando dos horas. Mi padre estaba con los médicos hablando sobre Zayn. En ese momento, un chico moreno, entra en la habitación en una camilla y sedado, seguido por mi padre.
- ¡Zayn! - digo intentando levantarme de nuevo.
- Ashley tranquila. No tardará en despertar.
Y mi padre tiene razón. A los dos minutos, mi hermanastro empieza a mover los ojos hasta que los abre por completo.
- ¿Que ha pasado? ¿Estoy muerto? - dice y sonrío porque ha usado las mismas palabras que yo.
- No cielo, estás en el hospital.
- Zayn - digo llorando.
- Hola Ash - dice el riendo - ¿Como estás?
- ¡Eres estúpido! Podrías  haber muerto, y yo no-no me imagino una vida sin ti.
- Ey, estoy aquí. Contigo.
- Chicos - dice mi padre - He estado pensando en lo que dije, y creo que alguien que se sacrifique para salvar a una persona, es que de verdad la quiere - dice mirando a mi madre.
- ¿Eso quiere decir...? - digo esperanzada.
- Podéis estar juntos. Vuestra felicidad vale más que mi reputación.
Creo que en ese momento mi sonrisa no puede ser más grande, y la de Zayn tampoco.
- ¿Ahora y para siempre? - dice el cogiéndome de la mano.
- Ahora y para siempre, Zayn.

5 comentarios:

  1. QUE LLOROOOOO!! Aqui la gallega ya tiene una cuenta y un blog (entra en mi perfil y la lees, creo q t gustara) no me creo que hayan terminado juntos.... Puuuf.... Q felicidaad!!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario lo dedico a la autora de las novelas:
    Admiro tu trabajo no ase mucho que descubrí tus novelas pero siendo sincera las amo muchas asen llorar son tan impredecibles mis respetos en verdad te mereces miles de aplausos porque eres muy buena escritora tu creatividad al escribir es increible

    ResponderEliminar
  3. Es genial & vos tambien sos genial,nose como antes no pude ver este one-shot.Me presento soy Itzel & soy de argentina eaea oc'no

    ResponderEliminar
  4. Ainss ojala fuera yo es tan hermoso

    ResponderEliminar